viernes, 25 de agosto de 2017

Reseña - Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una

¡Hola a todos! 🙋A aquellos que esteis disfrutando este mes aproecharlo que ya os queda poquito :P En mi caso, no sabéis lo feliz que soy de que se acabe este mes de una vez. Al trabajar en el sector turístico, este mes para mí y supongo que para muchos, es el peor. Así que muchoas ánimos a todos los que, como yo, quieren que se acabe este mes! 😉

Como me paso de tanto en tanto por el blog iré directa al grano con la reseña de Tu segunda vida emienza cuando descubres que solo tienes una, de la autora Raphäelle Giordano. 

Antes que nada decir que este libro lo he conocido gracias a la LC4 gatos que han organizado Mari de Bohemian Creative e Hydre de El blog de Hydre Lana. Escogen unos libros muy buenos y divertidos. Hace poco terminamos de leer Armarios y fulares y la verdad que disfrute del libro un montón. Con este de aquí también he disfrutado bastante, aunque tengo unas pequeñas pegas que ponerle. Os cuento 😄

Título: Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una
Título original:  Ta deuxième vie commence quand tu comprends que tu n'en as qu'une
Autora: Raphäelle Giordano
Editorial: Grijalbo
Saga: No 


Camille se acerca a la cuarentena cuando, de repente, se ve envuelta en un mar de dudas. No es que sea desgraciada, pero tampoco se siente realmente feliz. Tiene la impresión de que la felicidad se le escurre entre los dedos. Es cierto que ha conseguido un trabajo que le permite estabilidad financiera, pero en realidad no le apasiona. En casa, la rutina se ha instalado en su matrimonio: ya ninguno de los dos se esfuerza. Y la relación con su hijo... es más tensa que la cuerda de un equilibrista.
Después de uno de esos días especialmente catastróficos, Camille se encuentra por casualidad con Claude, quien se califica como rutinólogo profesional y le propone una original terapia para ayudarla. Ella no lo duda y se entrega en cuerpo y alma; necesita encontrar de nuevo el camino hacia la ilusión y la felicidad. A través de unas sorprendentes experiencias, tan creativas como reveladoras, va a transformar su vida pasito a pasito hasta lograr conquistar sus sueños.


Contado en primera persona, seguimos la vida de Camille. El libro empieza con ella teniendo un día de mierda, es esos en los que te levantas con el pie izquiero y todo te sale mal. Unas cosas le llevan a otras y por cosas de la vida conoce a Claude, un señor un tanto especial que dice ser un rutinólogo. Tal cuál lo oís. Este le dice a Camille que ella tiene rutinitis y le propone un método a seguir para salir de esta rutina diaria en la que está sumida y encontrar su bienestar y ser feliz. Aunque al principio le parece todo un poco raro, a mí también me lo parecía, al final acepta y va cambiando algunas cosas en su vida con la ayuda de este amable señor.

Durante todo el libro nos muestra como Camille va cambiando ciertas cosas en su vida y que efectos le producen en su día a día. Todos los consejos y prácticas que le propone Claude son cosas que podéis adoptar vosotr@s en vuestro día a día también. Es un libro de auto-ayuda (aunque no está catalogado como tal) contado a través de la vida de Camille. 

A continuación os cuento algunas de los métodos que se proponen en el libro. No diré todos porque son unos cuantos y además, al final del libro se explican todos y cada uno de ellos.

Misión Blanco Total: Hay que hacer un limpieza out y una limpieza in. La primera hace referencia a limpiar la casa: tirar como mínimo 10 objetos y después ordenar, limpiar y reorganzar para mejorar el espacio. La limpieza in es una limpieza interna, refiriéndose a relaciones tóxicas o cualquier cosa de su entorno que lo sea para la persona.

Libreta de las cosas positivas: Ir apuntando en orden alfabético las cosas buenas que han pasado en tu día.

Juego de la cámara de fotos imaginaria: tan fácil como al salir a la calle, en vez de fijarse en la cosas malas o feas del mundo, prestar más atención a las cosas bellas.  Ver la cosas de otra forma.

Cuaderno de compromisos: Como bien dice el nombre, apuntar aquellas cosas que quieras lograr. Pero hay que poner cosas realistas, no vayáis a poner ganar la lotería. Después es ir marcando si las habéis hecho o no.

"Los cambios vitales 
decisivos empiezan con
 pequeñas transformaciones."

Estas son algunas de las cosas que le propone hacer, pero hay muchísimas más. Como veis no son cosas del otro mundo y aunque algunas son un poco más de difíciles que otras para hacer, creo que están al alcance de todos. Lo que destacan en el libro es que lo difícil es hacer estas cosas todos los días, porque claro, no vale hacerlo una vez y ala, ya estoy bien. No no no, hay que esforzarse y algunas de ellas hay que hacerlas todos los días. 

Muchas  de estas cosas que me parecen interesantes y fáciles a realizar por lo que yo también las he puesto en práctica. No cuesta nada y he podido notar que si ayuda o por lo menos si me ha animado mis días.😊 En vez de machacarnos como hacen algunos destacando las cosas malas, ¿por qué no sacar las buenas?  

En general, me ha gustado seguir la historia de Camille y ver cómo va cambiando poco a poco algunos hábitos y formas de ver y de pensar las cosas. Es un libro muy ameno y ligero que además se lee muy rápido. Además que me alegra leer como a un personaje, mediante su esfuerzo y ganas le van bien las cosas. 

"La capacidad para ser feliz se trabaja,
 se desarrolla día a día."

Pero tengo un par de cositas que no me han gustado. Que no son nada del otro mundo pero cosas que no. Entre ellas cuando dice que quiere perder 4 kilos. Que no es el hecho de querer cuidarse, un ole por ella de verdad, es el hecho que resulta que ella pesa 60 kilos y quiere perder 4 y quedarse en 56. ¿Holaaaa? ¿ De verdad es necesario eso? 

Y la otra cosa es cuando dice que en su matrimonio con su marido ya no hay chispa. Ella intenta revivirlo, estupendo me parece muy bien. Pero también dice que ella llegaba a casa y se ponía a hacer la cena a limpiar y el llegaba se enchufaba y tele y no había nada más. Claude le dice que tome ella la iniciativa y que lo reconquiste, con notas y mensajes de amor y cosas así. Y así lo hace, vale. Pero y la parte de ayudar en casa los dos? Eso no se menciona después por ninguna parte. Podría haber mostrado alguna conversación o algo así en la que el marido entiende lo que quiere decir y ponerse las pilas y mover el culo y fregar los platos. Algo así, no dejar solo en plano romántico resuelto, porque para mi que el marido sigue sin hacer nada.

Como ya he dicho antes, es un libro de auto-ayuda, contado a través de la historia de Camille. Nos muestra una forma de ayudarnos a superar esa rutina que muchos tenemos en nuestros días.Yo no suelo leer libros de autoayuda, pero este no ha estado mal, ya ni siquiera para aplicar tú los métodos que mencionan a tu vida, si no porque la historia es entretenida de leer y porque la protagonista cae bien y quieres y esperas que le salga todo bien. Empatizas con ella.

Es un libro corto que he disfrutado bastante a pesar de las 2 o 3 cosillas que he mencionado antes y que no me han gustado. La protagonista es una mujer normal con la que se empatiza fácilmente por lo apetece más saber cómo acabará su vida una vez aplicados todos los consejos de Claude el rutinólogo, consejos que podemos aplicar nosotros en nuestra vida, ya que son fáciles y aptos para cualquier persona y que no hace falta viajar a la India o Nepal en busca de paz espiritual para ser feliz. Es un libro que da buen rollito y te alegra el día cuando lo acabas. Un 3/5.

¿Lo habéis leído? ¿Qué opináis del libro? 
¿Aplicaríais alguno de los métodos que recomiendan para vencer la rutinitis?

5 comentarios:

  1. Pues la verdad es que el título es de lo más sugerente, es una pena que flojee en ciertas cosillas. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! No conocía este libro pero las novelas de este tipo no me suelen llamar mucho la atención así que la dejaré pasar. Aunque la verdad es que sí que está bastante interesante, por eso de que aunque sea una historia con una protagonista y una trama, también sea de autoayuda. Por ahora, los consejos que has mencionado son buenos. Me alegra que haya una evolución en la protagonista y que te haya gustado y también he visto que has seguido alguno de los consejos y te han ayudado jeje. Como he dicho lo dejaré pasar pero no por ello dejará de ser interesante.

    Un beso n.n

    ResponderEliminar
  3. Hola! No me había fijado en este libro y la verdad es que al leer la sinopsis me había llamado un poco la atención. Pero después de leer tu reseña... hay cosas que sé que no me van a gustar demasiado, así que en principio lo voy a dejar pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! ^^
    No suelo leer libros de autoayuda, pero me ha gustado tanto el título de este libro que no descarto darle una oportunidad. Nunca está de más una lectura que nos haga reflexionar.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hooola Olgui!!!!

    Y yo feliz porqué pensaba que te había comentado y nada de nada. Pues, hala, aquí estoy. A comentarte se ha dicho. Primero de todo gracias por participar en la LC!!! Estamos super contentas de que te apuntases. ♥

    El sector turístico en el mes de agosto es lo peor y además está mal pagado de narices, así que ánimo, que seguro que setiembre será más calmado.

    Lo bueno del libro son esos consejos que da que se pueden aplicar a diario –no sin un mínimo de esfuerzo- pero en lo que resulta a trama, le falta pilotaje. Es decir, que me resultó muy happy flower. Todo le sale rodado y fantásticamente bien con solo pensar en positivo y la vida real no va así. Que sí, que nos intenta hacer ver que lo positivo tiene efecto en nuestra forma de ver las socas, pues oye, sí, pero hay cosas que pasan (Gaultier WTF?!) que te dices, eso no puede ser ni de guasa.

    Por ciertoooooo!!! Que tal te están yendo las técnicas de lo positivo?

    Cuando dijo que quería perder 4 kilos porqué estaba muy gorda y no le abrochaba el pantalón, pensé que Camille pesaba 90 kg o algo así. Y no, pesa 60 kg de nada. Pues oye, si con eso se ve gorda apaga y vámonos.

    Oy, lo del marido. Oy. Ahí le has dado. La excusa que le pone él de ‘es que tenía miedo de no estar a tu altura’. Por favor, eh? Por favor. ¡Eso no quita que seas un vago, pedazo mamón! Es que me lo veo, Olgui, este es el típico que espera que la mamá le limpie los huevecillos. Que aquí la que tiene que cambiar es ella, pero el problema lo tiene él. Mira, sinceramente yo pienso que estas cosas son como las lavadoras: si no funciona el tío, se cambia por otro (o sola, que también se vive muy bien).

    Un besote enoooorme!!! ♥

    PS: entre el marido y el hijo que tiene, me iba yo de ella a las Maldivas y dejaba que se las apañasen solos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte y por dejar un comentario :) En cuento pueda me paso por vuestro blog a visitarlo y ratito :) Un abrazo!